La casa no es ya para muchas mujeres "el lugar de la intimidad protegida", del que hablaba Gaston Bachelard. Imagen: Thinkstock.