Según un estudio la violencia verbal en los matrimonios provoca que las heridas curan más con más lentitud. Imagen: Thinkstock.