Salud online

Un 79% de los usuarios de Internet (8 de cada 10) busca online información sobre la salud. Imagen: Thinkstock.

Las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información, representadas en Internet, están haciendo posible una “democratización” de la información sobre la salud a todos los niveles. El progresivo incremento en el número de usuarios de Internet que buscan información sobre la salud ha estimulado el interés de instituciones privadas y públicas por conocer, con el mayor detalle posible, la respuesta a estas tres preguntas: ¿Cuál es el porcentaje de usuarios de Internet que busca información sobre la salud online? ¿Cuáles son las características de los usuarios de Internet que buscan información sobre la salud? ¿Qué tipo de información de la salud buscan?

En el mes de Mayo de este año 2005 el Pew Internet & American Life Project (financiado por el Pew Charitable Trust, una institución sin ánimo de lucro dedicada a examinar el impacto social de Internet) ha dado a conocer sus últimas respuestas a los interrogantes: En el momento de cerrar esta encuesta, en el año 2004, el 59% de los norteamericanos adultos tenían acceso a Internet. Un 79% de los usuarios de Internet (8 de cada 10) busca online información sobre la salud, estadísticamente la misma proporción que el Pew Internet & American Life Project (80%) encontró en el año 2002. Traducido a habitantes quiere decir que aproximadamente unos 95 millones de norteamericanos (mayores de 18 años) buscan online información sobre la salud. Al igual que en la encuesta del año 2002,entre los que buscan información sobre la salud predominan las mujeres, los usuarios de Internet con menos de 65 años de edad, los universitarios, aquellos que tienen mayor experiencia en el uso de Internet y los que tienen acceso online mediante banda ancha.

En la encuesta del año 2002, de la misma institución, el usuario de Internet buscaba preferentemente información sobre la salud acerca de algunas de sus molestias, antes de ir a consultar a su médico, o bien, tras ser diagnosticado, trataba de hallar más información sobre su diagnóstico, sobre el tratamiento indicado, o sobre un medicamento en concreto.

En la encuesta del 2005 aumentan las búsquedas de información sobre dietas y nutrición (54%), forma física, ejercicios físicos y medicamentos que se venden sin receta médica. También se ha incrementado la búsqueda de información sobre médicos y hospitales.

Como en la encuesta del año 2002, predominan como usuarios de la información sobre la salud las mujeres, los que tienen entre 34 y 64 años, los universitarios y los que poseen seis o más años de experiencia online.

En este mes de Diciembre del 2005, una encuesta de ámbito nacional en los EE.UU., conocida con las siglas HINTS (Health Information Nacional Trends Survey / Encuesta nacional sobre las tendencias en información sobre la salud), realizada por agencias federales, institutos nacionales y universidades, nos aporta nuevos e interesantes datos acerca de la información sobre la salud en Internet.

Mientras que el porcentaje de los norteamericanos que utiliza Internet se limita al 63,0%, es un 63,7% de esta población de usuarios de Internet el que ha buscado online información sobre la salud, al menos una vez en los 12 meses previos a la encuesta, sea para ellos mismos o para otros.

No obstante, los médicos siguen siendo la fuente de información de la salud a la que otorgan mayor credibilidad, con un 62,4% de los encuestados haciendo patente esta confianza.

Cuando se les pregunta a los encuestados a qué fuente prefieren recurrir para obtener una información específica sobre la salud, el 49,5% prefiere en primer lugar al médico, pero si la pregunta es qué hacen en realidad, el 48,6% responde que busca primero online información sobre la salud, mientras que solamente un 11% consulta primero a su médico.

La conclusión de los autores de esta segunda encuesta, realizada por primera vez por instituciones relacionadas con el gobierno federal de los EE.UU., es que se detecta una creciente tendencia en la población a utilizar Internet como primera fuente de información sobre la salud, aunque (afortunadamente, añadimos nosotros) se mantiene al médico como la fuente de mayor confianza a la hora de validar la fiabilidad y la calidad de la información sobre la salud encontrada en Internet.

Cuando se busca información sobre la salud en Internet, no se debe olvidar que la relación paciente/médico es insustituible, como ya hemos analizado en otro lugar (El humanismo en la relación médico-paciente).