Los cuerpos exigidos al límite han de correr más rápido (citius), saltar más alto (altius) o desarrollar más fuerza (fortius) para desplazar un objeto a mayor distancia o inmovilizar al rival. Imagen: Thinkstock.