Para los jóvenes la realidad es una mezcla de esperanzas y desventuras. Imagen: Thinkstock.