La clase social influye también en el envejecimiento del individuo. Imagen: Thinkstock.