Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en octubre 2006

Ojo lágrima

Un síndrome debe ser entendido como la combinación de aquellos signos y síntomas que se hacen aparentes al inicio y en la evolución de una o de varias enfermedades. Imagen: Thinkstock.

“La tarea del médico consiste en dilucidar
y comprender la historia contada por el paciente
para que la historia clínica sea un conjunto
que integre los dos puntos de vista,
el del paciente y el del médico,
una historia biopsicosocial en la que
se incluyen los componentes
biológico, psicológico y social de su vida”.
(Cristóbal Pera)

La búsqueda y el mantenimiento del triple bienestar (tanto físico como mental y social), una conjunción por la que se aboga en el modelo biopsicosocial de la práctica médica, es un concepto estrechamente relacionado con la moderna visión, ampliada e integrada, de la salud. Desde esta perspectiva, la pérdida del estado de salud conduce a lo que podemos denominar, en primera instancia, estado de malestar, en el que participan y se integran sus tres componentes (físico, mental y social) con mayor o menor predominancia de uno de ellos.

Ilustración

La asociación entre niveles hormonales y alejamiento de la juventud, en el camino hacia la vejez, no quiere decir necesariamente relación de causalidad. Imagen: Thinkstock.

“La juventud es la única cosa deseable”

“¡Si cambiáramos; Si fuese yo el que tuviese
que permanecer siempre joven, y si esta
pintura envejeciera…!

(Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray)

La desesperada petición del anciano Fausto (en la versión de Goethe) no ha podido ser cumplida una vez más, según parece, ya en pleno siglo XXI, mediante la administración de suplementos de las hormonas sexuales biológicamente decaídas durante el proceso de envejecimiento, concretamente la dehidroepiandrosterona (DHEA) y la testosterona, cuyas copias sintéticas han sido incluidas en numerosos productos promocionados contra las huellas corporales consiguientes al paso de los años (“anti-aging“), con tentadoras ofertas que han invadido el espacio mediático, tanto el convencional como el digital.

Enfermera y hombre maduro

La dependencia es definida como el "estado permanente de las personas que precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas para realizar las actividades básicas de la vida diaria". Imagen: Thinkstock.

Dependencia: Situación de una persona
que no puede valerse por sí misma”
(Diccionario de la Lengua Española)

“J´ai pris a nouveau conscience de
l´irreversible degradation de la vieillesse”
(Simone de Beauvoir)

El recién aprobado Proyecto de Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia, en un Pleno del Congreso (5 Oct. 06), reconoce el derecho de las personas que no se pueden valer por sí mismas a ser atendidas por el Estado y para ello se regulan una serie de prestaciones configuradas en el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). En este Proyecto de Ley la dependencia es definida como el “estado permanente de las personas que precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas para realizar las actividades básicas de la vida diaria“.

Mujer alta

Los comportamientos binarios entre cuerpo masculino/cuerpo femenino han sido construidos social y culturalmente, en gran parte, teniendo en cuenta el dismorfismo de ambos cuerpos. Imagen: Thinkstock.

“He aquí, pues, detalles exactos.
Tiene la Bien Plantada un metro
ochenta y cinco centímetros
de altura.”
(Eugeni D´Ors, La Bien Plantada
Muntaner y Simon, 1941)

Si aplicamos a la que pueda ser conceptualmente la altura normal del cuerpo humano las significaciones que se encuentran en un diccionario de epidemiología, hallamos tres opciones definitorias de dicha normalidad:
1. La altura que se encuentra dentro de los limites usuales de variación en una población dada.
2. La altura que se encuentra dentro de una curva de distribución normal, con su forma determinada por la media y la desviación estándar.
3. Toda altura que se corresponda con un buen estado de salud.
Los cuerpos femeninos llamativamente altos son visualmente aquellos que sobresalen, de manera excesiva, sobre el horizonte en el que se despliega una homogénea mayoría de mujeres, en un contexto social y cultural determinado.

Escuela y pupitres

El pupitre se diseñó a finales del siglo XIX. Imagen: Thinkstock.

Para aprender,
¿es realmente necesario
sentar en pupitres a los niños?
(James Levine, Mayo Clinic)

La promoción de la actividad física es clave en la prevención del sobrepeso y de la obesidad infantiles y, de modo llamativo, en los Estados Unidos, donde el exceso de peso está alcanzando niveles de epidemia. Un paso más en esta promoción ha sido dado con la radical propuesta de un modelo de aulas sin pupitres en las que los alumnos no se sientan, sino que permanecen en pie ante podios sobre los que colocan sus ordenadores portátiles y pasean mientras manejan sus iPods de los que descargan abundante información audiovisual, especialmente preparada para su aprendizaje. Este nuevo concepto de aula propugna que el alumno se mueva libremente, mientras aprende en un espacio digital.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com