Una visión narrativa de la práctica clínica es la que conduce realmente a una medicina centrada en el paciente. Imagen: Thinkstock.