En este mundo hendido en dos mitades, la de la riqueza y la de la pobreza, ambas llenas de ruido y de furia, es muy difícil, aunque necesario y urgente, recuperar para la cultura de la salud el viejo concepto griego de la moderación. Imagen: Thinkstock.