Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en febrero 2007

Imagen de un cartel publicitario

El cuerpo femenino sometido a la sexualización mediática atraviesa muchas veces la imprecisa frontera que lo separa del territorio de lo pornográfico. Imagen: Thinkstock.

“Un cuerpo adquiere
la categoría de pornográfico
cuando se convierte en un
cuerpo radicalmente objetivado,
desplegado ex profeso para excitar
sexualmente a los otros cuerpos.”

(C Pera. Pensar desde el cuerpo,
Ensayo sobre la corporeidad humana, 2006)

En un amplio Informe publicado recientemente por laAmerican Psychological Association de los Estados Unidos se llega a la conclusión de que la creciente proliferación en los medios de comunicación de la imagen femenina tratada como un objeto sexual (sexualización), está en el origen de importantes problemas en la salud pública, que afectan a chicas entre la adolescencia y la juventud, y precisamente en sus tres componentes, el bienestar mental, el físico y el social: insatisfacción con su propio cuerpo y descenso peligroso de la autoestima ante las casi inalcanzables propuestas de los modelos femeninos sexualizados, anorexia nerviosa, desnutrición grave y depresión.

Hombre echando la siesta

La RAE define la siesta como “sueño que se toma después de comer” o “echarse a dormir después de comer”. Imagen: Thinkstock.

“Sestear: Reposar a la sombra
a la hora de sexta
que es el mediodía”

(Sebastián de Covarrubias,
Tesoro de la Lengua castellana o española,
Barcelona, 1943)

“Siesta-Time is in the Genes”
(Justin Blau,
Laboratory of Genetics
Rockefeller University
Nueva York)

En un estudio realizado conjuntamente en las universidades de Atenas y Harvard se llega a la conclusión de que, en hombres aparentemente sanos, una interrupción del trabajo con una breve siesta reduce, a largo plazo, el riesgo de muerte por enfermedad coronaria.

Mujer en soledad

Parece ser que la soledad no solo provoca un impacto emocional sino también un impacto físico. Imagen: Thinkstock.

“Aquel que no puede vivir en sociedad
o no necesita nada
por su propia suficiencia,
no es miembro de la pólis,
sino una bestia o un dios”
(Aristóteles, Política)

“Cómo llenarte soledad
sino contigo misma…”

(Luis Cernuda,
Soliloquio del farero)

La palabra soledad aparece en dos artículos comentados la pasada semana en Saludlandia.com, en uno de modo explícito y como palabra clave (“la soledad dobla el riesgo de Alzheimer”) y en otro (“Suicidio y cáncer”) como componente de una situación vital en la que domina el aislamiento emocional y social que aboca a la búsqueda personal de la propia muerte.

En el primero de los dos artículos la conclusión es que “la soledad no solo provoca un impacto emocional sino también un impacto físico”, es decir, que quedarse solo, sobre todo en los últimos tramos de la vida, conduce a un deterioro delbienestar, no sólo psicológicosocial, sino también físico, lo que supone, en definitiva, un grave y definitivo derrumbe del estado de salud.

Niño obeso

Más del 30% de los cánceres pueden ser prevenidos con un estilo de vida saludable, en el que debe evitarse la obesidad infantil. Imagen: Thinkstock.

“Mantener un peso
corporal apropiado
a lo largo de la vida puede ser
una de las mejores maneras
de protegerse
contra el cáncer”
Fondo Mundial
de Investigación
contra el Cáncer,
2007

En el Día Mundial contra el Cáncer, celebrado el pasado día4 de Febrero, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), han fijado, como el principal objetivo de este año la lucha contra el sobrepeso y la obesidad infantil, bajo el lema “Los niños de hoy, el mundo de mañana”. La prioridad y urgencia de este objetivo se justifica por haberse llegado a la conclusión de que el exceso de peso en las primeras edades de la vida es un importante factor de riesgo para el desarrollo de un cáncer en la vida adulta.

Maltrato infantil

Imagen: Thinkstock.

“La cicatriz es la señal
que queda de la herida…
es huella y memoria
de la agresión sufrida”
(Pera, C. “El cuerpo herido,
Un diccionario filosófico de la cirugía
Acantilado, 2003)

Un trabajo publicado recientemente demuestra cómo lasconsecuencias en la vida adulta del maltrato en la infancia, con sus muy tempranas y adversas experiencias vitales, no sólo se hacen aparentes en el comportamiento psicológico y emocional sino que, como era de esperar, subyacen de modo permanente, como marcadas a fuego, anivel biológico.

Las adversas experiencias del maltrato infantil se comportan como estímulos estresantes capaces de inducir, a lo largo de la vida del niño que ha sido sometido a esa degradación,reacciones inflamatorias de carácter excesivo, como consecuencia de fallos en los naturales mecanismos que modulan su intensidad, las cuales promueven el desarrollo deenfermedades crónicas (cardiovasculares, pulmonares y diabetes) que pueden afectar gravemente a su estado de salud en la vida adulta y a su esperanza de vida.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com