Maltrato infantil

Imagen: Thinkstock.

“La cicatriz es la señal
que queda de la herida…
es huella y memoria
de la agresión sufrida”
(Pera, C. “El cuerpo herido,
Un diccionario filosófico de la cirugía
Acantilado, 2003)

Un trabajo publicado recientemente demuestra cómo lasconsecuencias en la vida adulta del maltrato en la infancia, con sus muy tempranas y adversas experiencias vitales, no sólo se hacen aparentes en el comportamiento psicológico y emocional sino que, como era de esperar, subyacen de modo permanente, como marcadas a fuego, anivel biológico.

Las adversas experiencias del maltrato infantil se comportan como estímulos estresantes capaces de inducir, a lo largo de la vida del niño que ha sido sometido a esa degradación,reacciones inflamatorias de carácter excesivo, como consecuencia de fallos en los naturales mecanismos que modulan su intensidad, las cuales promueven el desarrollo deenfermedades crónicas (cardiovasculares, pulmonares y diabetes) que pueden afectar gravemente a su estado de salud en la vida adulta y a su esperanza de vida.

El maltrato infantil (“child maltreatment”) o abuso infantil(“child abuse”) es un problema social global, calificado por los pedíatras de los Estados Unidos como “emergencia nacional”, hasta el punto de haber propiciado la aprobación de una nueva subespecialidad dentro la Pediatría (y la creación de revistas específicamente dedicadas a esta cuestión), ha sido definido por la CAPTA (“Child Abuse Prevention Act”) como“una acción directamente lesiva sobre un niño, o bien laomisión de una acción (sus necesidades básicas, físicas, educativas o emocionales), realizada por uno de sus padres o un cuidador responsable de su salud, cuyo resultado puede ser la muertelesiones físicas, trastornos emocionales,abuso explotación sexual, así como el riesgo inminente de graves lesiones“.

Según los datos publicados en octubre del 2006 por el CDC (Center for Disease Control and Prevention), el porcentaje de los diversos tipos de maltrato infantil en los Estados Unidos era el siguiente:
Abandono = 53,5%
Maltrato físico = 22,7%
Abuso sexual = 11,5%
Maltrato psicológico = 8,4%
Otros = 3,9%.

En siete grupos han sido clasificadas, por el Estudio ACE (Adverse Childhood Experiences) patrocinado por el CDC, lascircunstancias adversas en el ámbito de un hogar que suelen ser generadoras de maltratoabuso infantil:
1-Maltrato psicológico
2-Maltrato físico
3-Abuso sexual
4-Escenas de violencia contra la madre
5-Alcoholismo y/o consumo de drogas por algún miembro del hogar
6-Enfermedad mental de algún miembro
7-Algún miembro ha estado o está en la cárcel.

Si bien la “desviación perversa del uso hasta el abuso de los cuerpos humanos” ocurre en el momento en que en elcuerpo usado, y en beneficio de otros, se infringen los derechos humanos, como sucede en cualquier variante de la esclavitud, el abuso de los cuerpos ocurre primariamente cuando, sin la escenificación previa de un supuesto uso (sea en el trabajo o en el sexo), se busca simplemente su degradación y anulación física y moral como ser humano,abuso que tiene su máxima y atroz expresión en la tortura(Pera, C. Pensar desde el cuerpo. Ensayo sobre la corporeidad humana. Ed. Triacastela, 2006). Esto es lo que ocurre en elmaltrato abuso infantil.

La violencia doméstica de una pareja se asocia frecuentemente con el maltrato infantil. Porque “el mayor riesgo está en la casa” cuando ésta se ha transformado en un infierno, en un lugar claustrófico en el que se escenifica cada día la violencia verbal y la violencia física, ejercidas por un maltratador en posición dominante sobre uno o varioscuerpos sometidos, como espacios de posesión y de sumisión, como “chivos expiatorios” para el desahogo de resentimientos y frustraciones. En otro artículo publicado en este mes de Febrero en la revista Archives of Pediatric and Adolescent Medicine se demuestra la asociación entre unhogar conflictivo y el estado de salud en la infancia.

En suma, investigadores británicos, norteamericanos y neozelandeses han demostrado conjuntamente, en quienes en su niñez fueron víctimas de maltrato, la secuencia de fenómenos biológicos que condiciona su pobre estado de salud como personas adultas, una secuencia biológica caracterizada por el desarrollo, a partir de las adversas experiencias de su infancia, de una tendencia a la respuesta inflamatoria excesiva, la cual se comporta como huella ymemoria, como cicatriz perdurable que recuerda, durante toda su vida, las inhumanas agresiones sufridas en la niñez.