No todo malestar humano es asumible en el esquema de una enfermedad. Imagen: Thinkstock.