Frente a la generosidad extrema del amor, el resentimiento es un sentimiento de ira contenida, de indignación soterrada. Imagen: Thinkstock.