“Podemos imaginar
a cada generación
bajo la especie
de un proyectil biológico,
lanzado al espacio
en un instante preciso,
con una violencia y
una dirección
determinadas.”
(J. Ortega y Gasset.
El Tema de nuestro tiempo (1923).
La idea de las generaciones

En un artículo publicado en la revista Gastroenterology por Amnom Sonneberg, se llega a la conclusión de que la curva estadística que expresa gráficamente el riesgo de morir en 6 países europeos, entre ellos España, a causa de complicaciones evolutivas de una úlcera pépticagástrica oduodenal, una curva en forma de “campana” (con una fase de ascenso detectada en la segunda mitad del siglo XIX y otra de descenso, iniciada al comienzo el siglo XX), obtenida como resultado del análisis de grupos de personas (“cohortes”) nacidas alrededor de una misma fecha, por lo que se consideran como generaciones que compartieron algunas influencias ambientales en los primeros años de su vida, aún continúa su declive en pleno siglo XXI.

Estas fluctuaciones epidemiológicas europeas de la úlcera péptica, ocurridas entre el siglo XIX y el XX (con ascenso ydeclive de su mortalidad), puestas de manifiesto mediante el método del análisis de generaciones, fueron interpretadas en el año 1962 por Mervyn Susser y Zena Stein, de la Universidad de Manchester, en un memorable artículo titulado “Civilización y úlcera péptica”, publicado en la revista The Lancet, como un fenómeno ligado a las generaciones que, en el último cuarto del siglo XIX, habían iniciado sus vidas expuestas a lo que entendieron como el máximo riesgo ambiental para desarrollar una úlcera péptica (de modo especial los nacidos alrededor de 1885 para la úlcera gástricay en 1890 para la úlcera duodenal), vivir en un contexto socioeconómico y político europeo cargado de estrés, un riesgo que les acompañaría a lo largo de su vida adulta.

Desde esta perspectiva, cada generación analizada conllevaría su propio riesgo particular de desarrollar úlceras pépticas en la vida adulta. Esto quiere decir que, desde el punto de vista de la epidemiología de la úlcera péptica, lo más importante no sería la fecha en la que ésta es diagnosticada y la fecha de la posible muerte por su causa, sino la fecha de nacimiento, la que permite encuadrar a cada individuo en unageneración concreta, expuesta a riesgos ambientales concretos.

En el citado artículo de Mervyn Susser y Zena Stein (un matrimonio sudafricano de epidemiólogos emigrado a Manchester durante el apartheid) se predecía que en Inglaterra y el País de Gales la mortalidad por úlcera péptica(relacionada con la perforación y la hemorragia, comocomplicaciones evolutivas) tras haber alcanzado en anteriores generaciones su punto más elevado, comenzaría a descender.

¿Cómo explicaron Mervyn Susser y Zena Stein esta predicción del descenso de la mortalidad de la úlcera péptica, en pleno siglo XX, hasta entonces incluida dentro de las “enfermedades de la civilización” asociadas al creciente nivel del estrés en la sociedad industrial? La pareja de epidemiólogos sudafricanos especulaba que el declive de la mortalidad de la úlcera péptica sería debido a que, mientras las viejas generaciones habían sufrido el intenso estrés de lo que denominaron la fase precoz de la urbanización, lasnuevas generaciones habrían aprendido a adaptarse a las exigencias de una sociedad industrial, y a compensarlos con sus beneficios, reduciendo el estrés: en definitiva, una explicación de la naturaleza de la úlcera pépticabásicamente psicosomática.

Cuarenta años más tarde de la publicación de su artículo “Civilización y úlcera péptica”, Mervyn Susser y Zena Stein lo revisan en la revista Internacional Journal of Epidemiology(2003) y se congratulan de que, al cabo de los años, Amnon Sonnenberg, aplicando el análisis de generaciones a los datos de mortalidad de la úlcera péptica en 6 países europeos, haya confirmado el mismo declive que ellos habían previsto.

No obstante, como ha subrayado el australiano Barry Marshall (descubridor, junto con Robin Warren -ambos Premios Nobel de Medicina 2005- del Helicobacter pylori y de su papel predominante en la génesis de la úlcera péptica) Mervyn Susser y Zena Stein erraron al considerar al estrés, y concretamente el estrés derivado del inicio de laurbanización humana, como el factor predominante en su etiología.

Para A. Sonnenberg, el papel del estrés en las fluctuaciones epidemiológicas de la úlcera péptica en Europa ha sido sustituido por la predominante influencia de la infección gástrica por el Helicobacter pylori (ubicuo al comienzo del siglo XX y en declive a partir de 1960 por la mejora de las condiciones higiénicas) sobre la evolución de la mortalidad ymorbididad de la úlcera péptica, una predominancia confirmada por el análisis de sucesivas generaciones europeas.

No cabe duda de que el descubrimiento del Helicobacter pylori ha modificado totalmente los conceptos sobre la génesis de la úlcera péptica y del cáncer gástrico. En los países en vías de desarrollo, con elevada prevalencia delHelicobacter pylori, la infección se adquiere en la infancia, de modo que a la edad de 20 años el 80% de la población está ya infectada. Dado que el sistema inmunitario es incapaz de destruir a esta bacteria, cuyo habitat es la mucosa gástrica, cuando su infección es adquirida en la infancia permanece a lo largo de toda la vida, sino no es eliminada con antibióticos.

En definitiva, el ascenso de la úlcera péptica en Europa al final del siglo XIX sería la huella o cicatriz histórica delascenso de la infección por el Helicobacter pylori que tuvo lugar durante la primera infancia en amplias fracciones de la población, como fenómeno generacional. El declive de la úlcera péptica durante las últimas décadas del siglo XX se correspondería, como ha subrayado A. Sonnenberg, con un marcado declive en los porcentajes de infección porHelicobacter pylori en el mundo occidental. No obstante, sigue siendo difícil de explicar porqué, siendo la infección por Helicobacter pylori endémica en todas las poblaciones humanas desde milenios, se incrementó súbitamente en Europa dicha infección y la asociada ocurrencia de la úlcera péptica.

A pesar de todo, las fluctuaciones epidemiológicas de laúlcera péptica en Europa reflejan la predominante influencia de la infección por Helicobacter pylori en su ascenso ydeclive a lo largo de las generaciones. En la génesis de laúlcera péptica el psicosomático y, a veces, demasiado ambiguo estrés ha cedido el protagonismo a esa astuta bacteria, llena de recursos genéticos para la agresión más virulenta y su tozuda supervivencia en el extremado ambiente ácido de la mucosa gástrica, conocida como Helicobacter pylori.