Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en septiembre 2007

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa es un juego de autoengaños muy peligroso para la salud del cuerpo. Imagen: Thinkstock.

“No estriba el total bienestar
de nuestra humanidad
pimplarlo todo de una vez
a tragallonas tragantada
como los canes”

(F. Rabelais, Gargantua,
Trad. de A. García-Die,
Ed. Juventud. Barcelona, 1972)

“Hambre canina (cinorexia): Apetito voraz
acompañado del vómito de los alimentos
poco después de tomados.”

(J. Descuret,
La Medicina de las Pasiones, 1857)

En un artículo publicado en los Archives of General Psychiatrydel 12 de Septiembre de 2007, en adolescentes con bulimia nerviosa se valora la eficacia relativa de dos modelos terapéuticos: el tratamiento psicológico basado en la familia y la psicoterapia de apoyo. La conclusión es que el primer método, en el que participa de manera activa la familia, muestra ventajas clínicas y estadísticas sobre el segundo, con una reducción inmediata de los síntomas y tras 6 meses de seguimiento.

Comer en familia

La mesa compartida por padres e hijos, la mesa de la comida en familia, debe ser el espacio propicio para el desarrollo de una verdadera conversación. Imagen: Thinkstock.

“Los primeros discursos con los que
se debe abrevar el entendimiento
han de ser aquellos
que ordenan sus costumbres
y su buen sentido”

(M. de Montaigne,
Ensayos completos,
Cátedra, 2005)

En un artículo publicado en la revista Journal of the American Dietetic Association del mes de Septiembre, miembros de laDivisión de Epidemiología y Salud Comunitaria de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota llegan a la conclusión de que la frecuencia de las comidas en familia(“Family Dinner”) durante la adolescencia, ejerce una influencia significativa sobre la calidad de la dieta y ladistribución apropiada de las tomas de alimentos a lo largo del día, cuando ya se ha alcanzado la juventud.

Adolescente bebiendo

Lo deseable es conseguir un equilibrio entre una preocupación exagerada y sin fundamento por los riesgos para el estado de salud, y una peligrosa despreocupación. Imagen: Thinkstock.

“La preocupación por la propia salud
es una manifestación original de la
existencia humana”
(H-G. Gadamer, The enigma of the health
Stanford University Press, 1996)

Según un artículo publicado en la revista Journal of Adolescent Health, por miembros del Departamento de Psicología de la Universidad de Texas en Austin, Texas, en los adolescentes a punto de graduarse en las escuelas secundarias (high school”) que practican atletismo competitivo (10 o más horas a la semana) es un sentimiento de invulnerabilidad personal (“sentirse invencibles”) el que reduce su percepción de los factores de riesgo para la salud, por lo que adoptan conductas nocivas – como el consumo esporádicamente excesivo de alcohol (“binge drink”) y la práctica promiscua e insegura del sexo – con mayor frecuencia que los estudiantes que no practican atletismo de competición.

“Aquiles ofreció una crátera de plata
labrada, como premio en honor del
difunto amigo, al que fuese más veloz
en correr con los pies ligeros”

(Ilíada, Canto XXIII)

Algunos cuerpos humanos, reconvertidos en artefactosespecializados y disciplinados para competir con otros cuerpos, se exhiben en rituales lúdicos celebrados en espacios donde se aglomeran ruidosas “masas festivas” que, con relativa frecuencia, se transforman en intimidantes y agresivas.

En estos rituales, los cuerpos que compiten son exigidos hasta más allá del límite de sus posibilidades (especialmente en su rendimiento muscular) con el objetivo de alcanzar lavictoria y el premio (áthlon) correspondiente al juego propuesto. La alternativa es ganar o perder: el puño al aire, contraído con furia, y la mirada desafiante del ganador, frente al cuerpo exhausto y desconsolado del perdedor que esconde la cabeza entre las manos (Pera, C. Pensar desde el cuerpo. Ensayo sobre la corporeidad humana, Ed. Triacastela, Madrid, 2006).

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com