Torre de Babel. Imagen: Thinkstock.