A unas personas les gusta mucho el chocolate y a otras les deja indiferente. Imagen: Thinkstock.