A veces se usan estos métodos, más que en beneficio del paciente, para neutralizar cualquier remota posibilidad de demanda por mala praxis. Imagen: Thinkstock.