Conviene recordar que toda operación quirúrgica es esencialmente un acto agresivo para el paciente. Imagen: Thinkstock.