Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en mayo 2008

Crudo y cocido

Para cocinar cualquier tipo de verduras hay que usar el proceso que mejor conserve sus cualidades. Imagen: Thinkstock.

Es como si el alimento,
antes de ser internamente
absorbido por el individuo,
fuera colectivamente
predigerido al cocinarlo
.”
(Mary Douglas,
Purity and Danger,
Routledge, 1966)

Dos artículos en dos revistas científicas dedicadas a los problemas de la nutrición humana, y un comentario sobre ambos publicado muy recientemente en el New York Times, traen a colación pruebas o razones sobre cuál sea el estado más saludable de los alimentos que han de ser ingeridos, si crudos o cocinados. Una cuestión, planteada muchas veces de manera errónea, en forma de dilema, expresada de forma magistral y brevísima por el antropólogo y filósofo francés Claude Lévi-Strauss, principal iniciador de la corriente del pensamiento conocida como estructuralismo, en el titulo de uno de los cuatro libros de su serie Mithologies: “Le cru et le cuit” (“lo crudo y lo cocinado” en castellano y “The raw and the cooked” en inglés). Dos categorías empíricas, lo crudo y lo cocinado, que se integran en su famoso triángulo culinario con la categoría de lo podrido (“pourri”) como tercer vértice; así como el paso de lo crudo a lo cocinado es la consecuencia de un proceso cultural, el paso de lo crudo a lo podrido es un proceso natural, ligado a la naturaleza de los alimentos perecederos.

Niñez

Las enfermedades crónicas de la vida adulta se asocian a las adversidades de la niñez. Imagen: Thinkstock.

“Adversidad:
Suerte adversa, infortunio”
Infortunio:
Suerte desdichada
o fortuna adversa”
(Diccionario de la RAE)

En el pequeño mundo
en que los niños tienen su vida,
sea quien quiera
la persona que los cría,
no hay nada que se perciba
con tanta delicadeza
y que se sienta tanto
como una injusticia.

( Charles Dickens,
Grandes Esperanzas,
Cap. 8)
Las graves adversidades sufridas durante la niñez, en especial el maltrato físico y el abuso sexual, suelen dejar una profunda huella en la salud (en su triple dimensión física, mental y social) cuando se alcanza la vida adulta, de modo especial en lo que atañe a aspectos sustanciales de la personalidad, en cuyo desarrollo cumple un papel central la experiencia vivida en la niñez, haciéndola más vulnerable a las neurosis.

Vasija

La combinación de actividad física y dieta mediterránea es una opción saludable. Imagen: Thinkstock.

Ciertos animales son sedentarios.
Otros se desplazan.
Los animales sedentarios
se encuentran en el agua,
pero ningún animal de tierra
es sedentario

(Aristóteles.
Investigación sobre los animales)

La inactividad física
es un importante factor de riesgo
para el desarrollo de
la enfermedad coronaria”
.
(American Heart Association)

Semana a semana, este espacio virtual (bloglandia.com/salud) acoge una reflexión, a modo de ensayo mínimo, acerca de la salud y el bienestar del cuerpo, motivado por una noticia fiable y relevante, analizada previamente en las páginas de Saludlandia.com.

La reflexión de esta semana no se construye sobre una noticia singular, sino sobre la comprobación de que la mayoría de los breves textos sobre la salud y el bienestar del cuerpo, desplegados en las páginas virtuales de Saludandia.com, cuya prioridad es todo aquello que importa a la prevención de la enfermedad y a la conservación del estado de salud, gira alrededor de las que son dos exigencias básicas para alcanzar dicho objetivo: la actividad física y la nutrición más apropiadas.

Mujer sufre

Imagen: Thinkstock.

Horror: Sentimiento intenso
causado por algo
terrible y espantoso
.”
(Diccionario de la RAE)

Lo que es excitante
es lo que está prohibido
por la moral dominante

(Alain Robbe-Grillet)

Durante la última semana del mes de Abril, las noticias acerca de los recién descubiertos horrores perpetrados por un ciudadano austriaco, Josef Fritzl de 73 años, en un sótano de su casa, en la pequeña ciudad de Amstetten, han ocupado lugar muy preferente en los titulares de la prensa de todo el mundo, impresa y digital. A lo largo de 24 años, su hija Elisabeth, de la que dijo que había sido secuestrada por una secta, malvivió encerrada bajo tierra, en un espacio mínimo y tenebroso, sometida a la violencia de repetidas violaciones y al dolor y al riesgo de hasta seis partos, violencia coercitiva prolongada en los hijos/nietos nacidos de esta relación incestuosa. Una historia horrenda de abuso de poder, violencia física y sexual, desprecio del tabú del incesto y flagrante ruptura del orden establecido, familiar y social.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com