La expresión facial del miedo es universal e innata en todos los seres humanos. Imagen: Thinkstock