Una muerte digna sería la que se corresponde con la dignidad intrínseca atribuida a aquel cuerpo humano que la sufre. Imagen: Thinkstock.