Las redes sociales tienen la capacidad de "contagiar" los estilos de vida. Imagen: Thinkstock.