Las redes sociales permiten intercambiar información libremente, y a veces ésta puede no ser fiable. Imagen: Thinkstock