En el mundo de la riqueza no sólo se busca el bienestar sino estar 'más que bien', algo poco factible en el mundo de la pobreza. Imagen: Thinkstock.