Las enfermeras y los médicos más jóvenes suelen ser los más afectados. Imagen: Thinkstock.