Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en mayo 2009

Emisón de gases nocivos para el medio ambiente

Para mitigar los efectos del cambio climático es necesario el esfuerzo de todos. Imagen: Thinkstock.

El cambio climático es,
potencialmente,
la mayor amenaza
para la salud global
en el siglo XXI.
The Lancet UCL, 2009

Desde que el científico sueco Svante Arrhenius sugiriera, en 1896, que la incesante actividad de los seres humanos sobre la Tierra podría añadir grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, han ido adquiriendoprevalencia mediática una serie de expresiones que han alcanzado la categoría de memes, debido a su masiva, y muchas veces trivial, utilización en los discursos políticos.

Imagen de una píldora

La píldora del día después es un método anticonceptivo de urgencia, no apropiado para su uso regular. Imagen: Thinkstock.

“Para todo
problema complejo
hay una solución
que es simple,
clara y errónea”

Mencken, H.L.M.
A Mencken Chrestomathy
Vintage Books,
New York, 1949

Durante la pasada semana, la palabra píldora, perteneciente de suyo al ámbito de las formas galénicas o farmacéuticas dispuestas para ser administradas por vía oral (como poción, elixir, comprimido, gragea, pastilla y cápsula), ha vuelto a poner de manifiesto sus amplias posibilidades comometáfora en lenguajes ajenos al médico y al farmacéutico.

El protagonismo mediático de la palabra píldora en los pasados días se inició el 22 de Abril cuando laAdministración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos comunicó que, partir de esa fecha, y por decisión de un juez federal, se rebajaba de los 18 a los 17 años la edad exigida para que la mujer pudiera adquirir, sin prescripción médica, la píldora de la mañana después(“morning-after pill”), como procedimiento anticonceptivo de urgencia (“emergency contraception”) después de un coito sin protección.

Mujer comiéndose una fresa

La vida saludable es el resultado de un conjunto de hábitos adoptados, personal y colectivamente, en el vivir de cada día. Imagen: Thinkstock.

Durante demasiado tiempo
hemos ignorado
a la que debe ser
la primera línea de defensa
contra la enfermedad:
modificar los hábitos insaludables”

John H. Kelly jr.
American College of Lifestyle Medicine

“Prevención y bienestar
deben ocupar
el centro
de la reforma
de la sanidad”

Mr. Harkin,
Senador de los EE.UU.
NYtimes,
10 Mayo 2009

Todo vivir consciente exige no sólo el uso del “propio cuerpo” sino, también, de “otros cuerpos”. Una vida saludable es aquella que, mediante el buen uso cotidiano del propio cuerpo, contribuye mejor a mantener su bienestar (físico, mental y social) reduciendo la vulnerabilidad y limitando y retrasando el deterioro biológico, características asociadas a la inexorable caducidad humana. La desviación perversa del uso hacia el abuso no sólo ocurre de forma cotidiana y masiva sobre los cuerpos de los “otros”, sino sobre el “propio cuerpo”.

Portada Benjamin Button

Portada del libro "El curioso caso de Benjamin Button", editada por Punto de Lectura.

“En mi comienzo está mi fin”
“En mi fin está mi comienzo”
“Todo tiempo es irredimible”

T.S. Eliot

Pensar la salud desde el propio cuerpo como un estado que integra, en la persona en él encarnada, el bienestar “sentido” en un determinado momento de la vida, tanto físico como mental y social, exige aceptar que los cuerpos humanos son intrínsecamente vulnerables, están sometidos a un progresivodeterioro y sujetos a una inevitable caducidad.

En un estimulante artículo, publicado el pasado 28 de Abril en el diario El País, titulado La vida, a contracorriente, Manuel Cruz, catedrático de Filosofía de la Universidad de Barcelona, disecciona, con manos expertas y sensibles, La extraña historia de Benjamin Button, el famoso relato de F. Scott Fitzgerald. Mientras sale del cine donde acaba de ver la reciente adaptación cinematográfica de esta curiosa historia, escucha, atento, los comentarios de los espectadores. Estos giran alrededor de la caducidad de la vida, con su recorrido implacable hacia la vejez y la muerte, sobre las heridas acumuladas a lo largo de las edades de la vida e, incluso, sobre la fugacidad de los sentimientos amorosos.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com