En los días de bochorno es básico refrescarse para evitar un golpe de calor. Imagen:Thinkstock.