La percepción visual de un agradable entorno natural a través de las ventanas puede ser beneficioso para recuperar la salud. Imagen: Thinkstock.