Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en febrero 2010

Las jornadas giran en torno a la cultura salud definida por un triple bienestar: físico, mental y social. Imagen: Ava Studio

El inicio de las actividades públicas de FEM/Salud tendrá lugar esta semana, el miércoles 24, en el edificio de la Reial Acadèmia de Medicina de Catalunya, durante una Jornada dedicada a la CULTURA DE LA SALUD.

Quienes vienen siguiendo, semana a semana, las reflexiones contenidas en este blog sobre la salud y el bienestar del cuerpo, habrán comprobado que, en su ya larga andadura, su objetivo se ha ido concretando en la promoción de la salud y en la prevención de la enfermedad, es decir, en lo que hoy se entiende hoy como la cultura de salud.

Lo que distingue a la cultura de la salud es su preocupación por los “otros problemas” que, más allá de la enfermedad, afectan negativamente al triple bienestar –físico, mental y social– que, según la ya clásica definición de la Organización Mundial de la Salud, define a la buena salud.

El médico debe transmitir la información a su paciente con cercanía, honestidad, confidencialidad y calor humano. Imagen: Thinkstock

More information is not always better
Ronald Epstein, NEJM, 2010

Los avances científicos y tecnológicos que han propiciado que la Medicina actual sea tan efectiva y costosa, han contribuido a alejar al médico, rodeado de excesivo “ruido informático y tecnológico”, del paciente como persona, con el riesgo de convertirlo casi en un espécimen biológico, conocido por el médico por sus datos semiológicos y biológicos, y no por ser el fruto de una relación personal (Pera, C. La estructura narrativa de la relación entre el paciente y el médico).

En pacientes inconscientes, las resonancias magnéticas pueden mostrar áreas del cerebro activadas en respuesta a órdenes verbales, tal como representa la ilustración. Imagen: noscuidamos.com.

The mind is an emergent property of the brain and cannot be “seen” in images.

Allan H. Ropper NEJM, febrero, 2010

Al inicio de la conferencia de clausura de unas Jornadas científicas sobre daño cerebral irreversible, organizada por Fundación Instituto San José, y pronunciada en CaixaForum de Madrid el pasado 14 de enero bajo el título Lenguaje, consciencia y condición humana, propuse a la audiencia una serie de interrogantes acerca de la virtualidad del vivir de un cuerpo humano en estado vegetativo- es decir, despierto pero sin consciencia- que, un día tras otro, “vive” sin decir palabras y sin signos claros de consciencia:

¿Hasta qué punto se puede objetivar, con seguridad, la pérdida total de la consciencia?

Salud día a día

Hay que aceptar como un reto personal la necesidad de cuidar de nuestro propio cuerpo. Imagen: Thinkstock.

Prospective health care would determine
the risk for individuals to develop specific diseases,
detect the disease’s earliest onset
and prevent or intervene early enough to provide maximum benefit.

Snyderman, R. , Sanders Williams, R. Academic Medicine, 2003: 78(11) ; 1079-1084

En un Comentario publicado en The Journal of the American Medical Association (JAMA) del 27 de enero, por Ralph Snyderman y Michaela A. Dinan, del Center for Research on Prospective Health Care de la Duke University, en Durham, Carolina del Norte, se establece una clara distinción entre la medicina que reacciona ante la enfermedad como hecho consumado (“medicina reactiva”), y la medicina que concentra sus esfuerzos en evitar que la enfermedad se desarrolle, en el futuro, en una persona concreta, haciendo todo lo posible por mantenerla en un buen estado de salud (“medicina prospectiva”). Es evidente que en la mayoría de los denominados sistemas de salud, sean públicos o privados, predomina un planteamiento reactivo, ya que entran en acción cuando la sospecha de enfermedad se hace presente.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com