La mayor parte del sodio que consumimos procede del procesado de los alimentos en la industria alimentaria. Imagen: noscuidamos.com