Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en julio 2010

Pareja paseando

Imagen: Thinkstock

Cuando riegan los ladrillos
por el corredor,
la siesta da su perfume
de sueño y de flor.

J. Romero y Murube,
Coplas del verano,
1941

La pausa del verano ha llegado otra vez, iniciada con este post del 26 de julio, desde la primera que ocurriera en su breve historia, el 31 de julio del 2006. Pero, en esta ocasión, la pausa, que esperamos cerrar el lunes 30 de agosto, tiene una connotación especial: es la primera vez que su habitual contenido, acerca de la necesidad de “tomarse un respiro” (2008), o de intercalar un “breve intermedio veraniego para tomar huelgo” (2009), se hace desde el nuevo asiento del blog en las páginas virtuales de www.noscuidamos.com, aunque manteniendo su inicial apuesta programática por una verdadera cultura de la salud que, al fin y al cabo, es la cultura del cuerpo. Una cultura integral del cuerpo que exige “concederle a éste un descanso, a su debido tiempo, y no sólo como cuerpo, sino como mente que desde ese cuerpo se expresa con la palabra, hablada y escrita, con la mirada y el gesto”.

Lectura

El tiempo de ocio puede dedicarse también al esfuerzo intelectual. Imagen: Thinkstock

Dans notre pauvre monde occidental
nous avons découpé le temps en instants courts,
infimes, qui n´ont chacun plus

grande signification

Hermann Hesse

En este mundo en el que los seres humanos viven deprisa y corriendo la mayor parte de sus días, es decir, con “la mayor celeridad, atropelladamente, sin detención o pausa alguna” (DRAE), es lógico que hayan surgido alternativas, más o menos radicales, con las que se pretende sustituir el omnipresente adjetivo rápido (“lo que se mueve o se hace con gran velocidad, muy deprisa”) por su contrario, el adjetivo lento (“lo tardo o pausado en el movimiento”), como, por ejemplo, la comida rápida (“fast food”) por la comida lenta (“slow food”).

Ciclistas

El ejercicio ayuda a mantener una buena función cerebral. Imagen: Thinkstock.

¿Cuáles son los mecanismos que hacen
posible que la actividad física module,
para mejorar, las funciones cerebrales,
de modo especial la función cognitiva?

El blog de Cristóbal Pera
28 de septiembre, 2009

Los efectos beneficiosos del ejercicio físico regular sobre la función cerebral han sido demostrados en la rata, como animal de experimentación, y en los seres humanos (“La actividad física, cuando es aeróbica y disciplinada, beneficia al cerebro”, Blog de Cristóbal Pera, 28 septiembre, 2009). Durante la ultima década el interés se ha centrado en averiguar cuáles son los mecanismos que transforman la actividad física en mejora de la función cognitiva cerebral.

Vino tinto

El resveratrol puede extraerse del hollejo de la uva y también se halla en el vino tinto.

Un trago a tiempo,
Uh brindis por la salud

Editorial. The American Journal
of Clinical Nutrition
, junio de 2010

Esta es la curiosa conclusión, expresada en el título de este post con lenguaje llano, de un estudio experimental, realizado en la universidad germana de Ulm y publicado en The American Journal of Clinical Nutrition el mes de junio, cuyo objetivo era comprobar los efectos del resveratrol (RSV) una sustancia natural que se encuentra en una concentración relativamente elevada en el vino tinto, sobre la biología del adipocito, la célula específica del tejido adiposo o graso. Un tejido graso cuyos depósitos cumplen, en su conjunto, variadas y complejas funciones: aislamiento térmico y modelación de la geografía corporal, depósito de energía y, mediante la actividad del adipocito, producción de factores de crecimiento que estimulan la proliferación y diferenciación de los pre-adipocitos y de hormonas (adipoquinas) que, como la leptina, regulan el apetito a través del sistema nervioso central.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com