Blog de Cristóbal Pera

Artículos publicados en marzo 2011

Médico y paciente

El objetivo de los médicos debe ser alcanzar un apropiado equilibrio entre conocimiento y 'performance'. Imagen: Thinkstock.

Performance: Resultado de una actuación
en público. Representación teatral.”

Diccionario del español actual, Manuel Seco, 1999

You´re only as good as
your last performance”

Frank Davidoff, MD


Para la Cultura de la salud, que se centra en el cuidado de la persona, se encuentre sana o enferma, sigue siendo fundamental, desde los puntos de vista clínico y ético, cómo se desarrolla la relación de la persona con el profesional de la salud al que acude en busca de ayuda, sobre todo a la vista de la creciente interposición de la moderna tecnología, con el progresivo alejamiento entre ambos.

Robot quirúrgico Da Vinci

Una demostración de los brazos robóticos del sistema Da Vinci en acción. Imagen: Flickr by Roswell Park.

“El robot es ajeno
a la responsabilidad ética
y a la responsabilidad legal, y no siente
la compasión humana”

Pera, C. El cuerpo herido. Un diccionario filosófico de la Cirugía. Ed. Acantilado, 2003

“If you have the technology
it will get used”

Makarow, Danil V, Yale University

En marzo del 2001, Diario Médico, para celebrar la aparición de su número 2000, publicó una serie de artículos cuyo objetivo era predecir cómo sería la Medicina del siglo XXI. Dentro de esta serie, me correspondió ocuparme de la Cirugía, y así lo hice en un texto titulado Cuerpo-artefacto, pero humano.

Autoagresión adolescente

El estudio publicado por la revista "Pediatrics" ha detectado en YouTube más de 5.000 videos dedicados a las autolesiones juveniles. Imagen: Thinkstock.

“Le souvenir commence avec la cicatrice”

Alain. Propos sur l´education (1932)

“La cicatriz es huella y memoria
de la agresión sufrida”

Pera, C. El cuerpo herido (2003)

Hacerse daño a uno mismo, como puede ser una herida en la mano, mientras se maneja un cuchillo u otro tipo de instrumento cortante es, casi siempre, un accidente que suele ocurrir por falta de atención o destreza.

Sin embargo, cuando el daño a uno mismo se provoca a sabiendas, deliberadamente, el hecho es muy preocupante desde el punto de vista de la cultura de la salud, ya que se entra, de lleno, en el ámbito de los trastornos de la conducta, aunque sean “fronterizos” (borderline) y el acto, en sí mismo, se califica de autoagresión (self-injury o self- harm).

Doctora

Una doctora consultando datos. Imagen: Thinkstock

“Accurate and complete information
about a patient’s health

can give the best possible care,
whether during a routine visit
or a medical emergency”

Health Resources and Services Administration,
U.S. Department of Health and Human Services

Una historia clínica única, en la que se fuese integrando toda la información que atañe a la salud y a la enfermedad de cada persona, disponible a la hora de que ésta solicitase de nuevo asistencia médica, sería muy difícil de poner en pie, incluso en los mejores sistemas sanitarios.

En primer lugar, porque la llamada historia clínica, salvo la de algunas grandes corporaciones que prestan una asistencia médica integral, suele ser iniciada repetidas veces, por distintos médicos y en diversos escenarios, a lo largo de la vida de una persona, en muchos casos sin disponer de un conocimiento preciso de los datos incluidos en historias clínicas anteriores. Lo que debería ser una historia clínica integral, se convierte, salvo raras excepciones, en una serie de historias fragmentadas, incoherentes e, incluso, contradictorias, dispersas por los distintos escenarios en los que se habían producido los encuentros entre el paciente y el médico.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2017 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com