Blog de Cristóbal Pera

Pareja paseando

El cuerpo del anciano es un cuerpo debilitado que transita dolorido por el mundo. Imagen: Thinkstock.

“Que si no hemos de ser inmortales,
es del todo deseable que el hombre
se extinga a su debido tiempo;
pues la naturaleza ha puesto
un límite a la vida,
como a todas las demás cosas”
Cicerón

Como recordamos en el Blog del 23 de Febrero, Cicerón, en su famoso Diálogo sobre la vejez, enumera las cuatro razones que aducen los que la encuentran miserable: “una, porque debilita el cuerpo; otra, porque nos aparta de los negocios; la tercera porque priva de casi todos los placeres y la cuarta, porque no dista mucho de la muerte”.

Corazón

Cuando se obstruye una arteria que irriga una determinada área anatómica, dicha área queda en condiciones de isquemia. Imagen: Thinkstock.

Tiene el corazón arterias y venas propias
que se llaman coronarias, porque rodean
a la base (del corazón) a modo de una corona,
esparciendo algunas ramecillas que penetran
y se ramifican por toda la
substancia del corazón”

(Anatomía Galénico-Moderna,
compuesta por el Dr. Manuel de Porras,
Madrid, Año 1716)

Para el adjetivo coronario/a, réplica castellana del latín coronarius (algo perteneciente a una corona), su campo de significaciones ha quedado limitado en la práctica a calificar una muy dolorosa situación clínica, con dolor angustioso en el pecho y brazo izquierdo (crisis coronaria), una estrechez en uno o varios segmentos de una arteria coronaria (estenosis coronaria), o una enfermedad que condiciona el desarrollo de dichas estenosis (enfermedad coronaria). Todas estas entidades están relacionadas con la existencia de una o varias obstrucciones a lo largo de las arterias coronarias que condicionan la detención total o parcial del flujo sanguíneo en un área concreta del músculo cardíaco.

Un niño se reconoce frente al espejo.

Estas neuronas conjugan la capacidad de visualizar las imágenes de acción del “otro” con la capacidad de poner en marcha la misma acción motora. Imagen: Thinkstock

“Cualquier teoría acerca del
nacimiento de la ética
tendrá que integrar cultura con biología”
(D.C. Dennett)

“Si queremos sobrevivir,
debemos interpretar
las acciones de los otros”
(G. Rizzolatti)

Los cuerpos humanos, en los que se encarnan las personas, han de convivir con los otros cuerpos humanos en el seno de sociedades cada día más heterogéneas y conflictivas. Como sujetos de unas complejísimas relaciones sociales, además de cumplir con el código biológico que le permite sobrevivir como personas, han de procurar comportarse de tal modo que su latente violencia animal sea transformada, bajo la presión de los otros cuerpos, en un comportamiento en el que predomine una racionalizada apuesta por la convivencia (C.Pera, Pensar desde el cuerpo, Ensayo sobre la corporeidad humana, Ed.Triacastela, 2006).

Sterna paradiseae (charrán ártico o gaviotín ártico)

Las aves acuáticas migratorias son portadoras de virus. Imagen: Thinkstock.

Debajo de las multiplicaciones
hay una gota de sangre de pato…

Todos los días se matan en Nueva York
cuatro millones de patos…

(Federico García Lorca, Poeta en Nueva York,
Editorial Losada, 3ª ed. 1946)

El virus más agresivo de la gripe aviaria, el H5N1, ha aprendido a utilizar a las aves acuáticas migratorias como veloces, resistentes y silenciosos vehículos, en los que se oculta como mínimo polizón, y, siguiendo sus largas y periódicas rutas, se va extendiendo de manera implacable por el mundo de los seres humanos.

Pero sí las aves acuáticas migratorias, mensajeras ocasionales del temido virus H5N1, son ya innumerables, cuando uno de estos “salvajes” mensajeros, en una de las escalas de su agotador vuelo, entra en contacto con aves “domesticadas“, el número de portadores del virus se multiplica exponencialmente y el problema se magnifica.

Mujer sola

Hay que vigilar la salud del paciente hospitalizado, pero también la de su pareja. Imagen: Thinkstock.

El cuerpo se derrumba
desde encima
de sí
como ciudad roída
corroída
muerta.
(José Ángel Valente)

Cicerón, en su diálogo sobre la vejez, enumera las cuatro razones que aducen los que la encuentran miserable: “una, porque debilita al cuerpo; otra, porque nos aparta de los negocios; la tercera, porque nos priva de casi todos los placeres y la cuarta, porque no dista mucho de la muerte”.

En la vejez extrema, el cuerpo (cada día más pegado a la tierra, a cuestas con el peso creciente de los años) arrastra su pesantez a duras penas, cansino e inestable, cuando camina sobre la dolorida usura de de las junturas de su esqueleto, sobre todo si se esfuerza por seguir el ritmo de los otros cuerpos que aún no han llegado a viejos. (Pera,C. Pensar desde el cuerpo. Ensayo sobre la corporeidad humana, Ed. Triacastela, 2006).

Anciano y su nieto

La pérdida de memoria en los enfermos de Alzheimer afecta al reconocimiento de las caras de sus seres queridos. Imagen: Thinkstock.

“Son los seres humanos espacios,
con formas cambiantes, que transitan,
con la memoria de su identidad personal,
si logran conservarla, por los espacios
del mundo”
(Pera C. Pensar desde el cuerpo.
Edit. Triacastela, 2006)

En el año 1906, Alois Alzheimer, psiquiatra y neuropatólogo austríaco, describió por vez primera vez una forma de demencia en una mujer de 51 años cuyos primeros síntomas fueron desorientación y pérdida progresiva de la memoria, junto con dificultades para leer y escribir. Cuando falleció la paciente, Alzheimer pudo estudiar su cerebro y encontró lesiones características.

En el año 1910, el famoso psiquiatra Emil Kraepelin, aplicó, en su clásico texto de Psiquiatría, el nombre de enfermedad de Alzheimer a esta forma especial de demencia pre-senil, que se iniciaba en edades más jóvenes.

“Según parece, la mujer habla,
come sola, los músculos de la parte
de la cara trasplantada se contraen,
y se ha mirado en el espejo.
No sabemos qué grado de extrañeza
ha sentido la paciente”
(Bloglandia Salud,
6 Diciembre 2005)

Por fin, Isabelle Dinoire, la francesa de 38 años a la que cirujanos franceses cambiaron parcialmente su cara “como si fuera una máscara” (el triangulo nariz-labios mentón) el día 27 de Noviembre de 2005, apareció a “cara descubierta”, ante una impresionante concentración mediática en el hospital de Amiens el día 6 de Febrero. Sin embargo, The Sunday Times, que parece tener su exclusiva, publicó el día 26 de Enero su primera fotografía tras la operación.

A las fundadas dudas respecto al “grado de extrañeza que sentiría la paciente al mirarse en el espejo”, Isabelle ha contestado directamente: “j´ai un visage, comme toute le monde” (tengo una cara, como todo el mundo).

Piercings

Hacerse un piercing no deja de ser un 'procedimiento quirúrgico'. Imagen: Thinkstock.

“La Generalitat hará un nuevo decreto
(el anterior fue elaborado y publicado en el año 2001)
sobre tatuajes y piercings e incluirá la necesidad del
consentimiento informado del usuario”
(La Vanguardia , 1 Febrero,2006)

El cuerpo humano se ha convertido en el mundo occidental en el omnipresente icono cultural. Como objeto semiótico, cargado de signos propios, el cuerpo posee además en su superficie un amplio espacio disponible para el lenguaje visual (el cuerpo como lienzo y el cuerpo como escultura animada) y desde allí puede emitir muy variados mensajes, con los que intenta reafirmarse ante sí mismo y, simultáneamente, marcar la distinción personal y sociocultural con “los otros”.

Mujer estresada

El trabajo estresante se ha asociado con una mayor incidencia de enfermedad coronaria. Imagen: Thinkstock.

“Tengo claro
por encima de todo
que estoy sencillamente perdido
mientras no me libere de la oficina;
se trata únicamente,
mientras no sea posible,
de mantener la cabeza
lo bastante alta para no ahogarme”

(Franz Kafka, Diarios,
Cuaderno segundo, Obras Completas II,
Galaxia Gutenberg.Círculo de Lectores)

El trabajo estresante se ha asociado con una mayor incidencia de enfermedad coronaria, y del infarto de miocardio como complicación, aunque hasta ahora los mecanismos biológicos de esta asociación no estaban claros. Lo que investigadores del University College de Londres han demostrado es que esta asociación se establece a través de un eslabón biológico, el llamado síndrome metabólico.

Contando dinero

El incremento del nivel de renta no presupone siempre una mayor felicidad. Imagen: Thinkstock.

En la cultura occidental, con fuerte tendencia individualista, la búsqueda de la felicidad se entiende como un derecho, y como el resultado del éxito personal en dominios relevantes y su público reconocimiento. En la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos (1776) se afirma explícitamente que los hombres han sido creados con ciertos derechos inalienables, y entre ellos están la vida, la libertad y la “consecución de la felicidad” (“the pursuit of happiness”). En esta cultura insaciable en la materialización de sus deseos, mientras más se logra más se quiere; por esta razón, el incremento del nivel de renta no presupone siempre una mayor felicidad, ya que la mayoría de los individuos tiende a comparar, de manera compulsiva, su personal bienestar económico con el de aquellos que aún le superan, en un inacabable proceso de superación.

Powered by WordPress Web Design by SRS Solutions © 2018 Blog de Cristóbal Pera noscuidamos.com